16.5 C
Ceuta
sábado, abril 20, 2024
spot_img
InicioSucesosMasacre en Praga

Masacre en Praga

Con un baño de sangre. Así arranca la Navidad en República Checa. Un tiroteo en la Facultad de Filosofía de la Universidad Carolina, en el centro de Praga, ha dejado 15 muertos, incluido el atacante, 24 heridos y escenas de pánico en lo que ha sido el peor tiroteo de la historia de este país.

El ministro de Interior, Vít Rakusan, ha indicado que «no hay indicios de que este crimen esté relacionado con el terrorismo internacional». Y, sin embargo, no hay alivio. La tragedia ha llevado el luto a muchas familias, el miedo ha calado en la población y los rectorados han pedido reforzar las medidas de seguridad en los campus.

La Policía trabaja con la versión de que el autor de la matanza es un estudiante de 24 años identificado como David K, licenciado en Historia-Estudios Europeos y cursante de un máster en Historia. Horas antes de esa matanza, el joven acabó presuntamente con la vida de su padre en el pueblo de Hostoun, en la región de Kladno, y luego colocó una bomba casera, que falló.

De hecho, la policía de Bohemia Central advirtió a la de Praga el joven, armado y peligroso, huyó a la capital con la intención de hacer correr un rio de sangre y después suicidarse. Lo anunció él mismo en Telegram: «Quiero disparar en la Facultad y tal vez suicidarme, Alina Afanaskina me ayudó mucho. Siempre quise matar, pensaba que en el futuro me convertiría en un maníaco. Entonces, cuando Alina disparaba, me di cuenta de que era mucho más rentable llevar a cabo asesinatos en masa, no en serie. Estaba sentado… Esperé… Soñé… quise… pero Alina se convirtió en la gota que colmó el vaso. Vino a rescatarme justo a tiempo, como si el cielo la hubiera enviado», se lee en un post de Telegram, cuya autenticidad no ha sido verificada.

Afanaskina fue la rusa de 14 años que protagonizo un tiroteo en una escuela de Bryansk el pasado día 7 provocando la muerte de dos niños y después se suicidó.

El terror empezó en torno a las 15:00 horas, cuando se oyeron los primeros disparos en la planta cuarta de la Facultad de Filosofía, según narró un miembro del profesorado. Entonces se desató el pánico. Según las imágenes disponibles, David K, entró en la Facultad, arma en mano. Se trataba de un AR-15, un rifle semiautomático al que pueden acceder legalmente los titulares de licencias de armas.

Según la portavoz de la facultad, Tereza Marková, se dio la orden al profesorado y a los estudiantes de que encerraran en sus oficinas y aulas, pero muchos salieron por las ventanas y se aferraron a los alféizares, otras huyeron al tejado y otras se atrincheraron. Una de las testigos del tiroteo fue la estudiante de segundo curso de Filosofía Jasmina Iánková, que se encontraba en las inmediaciones de la facultad en el momento del ataque. «La mayoría de la gente consiguió atrincherarse en las aulas o en los aseos siguiendo las instrucciones de la policía. Se oyeron claramente disparos desde fuera, pero al parecer no dentro del edificio. La mayoría de los estudiantes pensaban que alguien estaba arreglando algo. Contamos 12 disparos antes de que la policía nos persiguiera desde la calle hasta la cafetería», declaró.

Ella estaba almorzando a 50 metros de la facultad en el momento del ataque. Su próxima clase estaba programada para las 15:50, y dijo que el primer disparo se oyó poco después de las 15:00. La policía respondió muy rápidamente, lo que confirmaría las informaciones de algunos medios de comunicación locales, según las cuales, ya había en marcha una persecución.

spot_img
ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -spot_img

LO ÚLTIMO