17 C
Ceuta
jueves, febrero 29, 2024
spot_img
InicioSociedadDe la mano del Rocío, la Plaza de España ha sido testigo...

De la mano del Rocío, la Plaza de España ha sido testigo de una noche de zambombá

La Plaza de España se transformó en el epicentro de la Navidad con una emocionante zambombá a cargo del grupo del Rocío a las 20:00 horas. Presentado por Esperanza Montes, el evento congregó a un público entusiasta que se sumergió en la tradición navideña al ritmo de villancicos andaluces y flamenco.

En una noche estrellada, la Plaza de España se ha convertido en el epicentro de la tradición y la música navideña gracias al vibrante encuentro rociero que tuvo lugar a las 20:00 horas, como otra de las actividades de la agenda navideña. De la mano del reconocido grupo del Rocío, el evento reunió a un público entregado que buscaba sumergirse en la esencia de la Navidad al ritmo de las zambombas y el flamenco.

El ambiente festivo se apoderó de la plaza, que proporcionaba el telón de fondo perfecto para esta velada especial. El calor de candela emanaba de los corazones entusiastas que se congregaron para disfrutar de una experiencia única.

La presentación estuvo a cargo de la carismática Esperanza Montes, quien, con su encanto y energía, dio la bienvenida a los presentes. Montes capturó la atención de la audiencia, creando la atmósfera ideal para un encuentro que celebraba la fusión de las raíces andaluzas y la magia de la Navidad.

El grupo del Rocío, con sus voces poderosas y armoniosas, tomó el lugar, desencadenando una lluvia de villancicos típicos que resonaron en cada rincón de la plaza. La zambombá, instrumento característico de estas festividades, marcó el compás de la noche, sumiendo a todos en una espiral de alegría y devoción.

Entre palmas y jaleos, el repertorio incluyó clásicos villancicos que despertaron la nostalgia y el espíritu navideño en el público. Las voces se entrelazaron en armonía, creando una experiencia única que transportó a todos a un rincón especial donde la música y la celebración se fusionaron.

Este evento, más que una simple zambombá, se erigió como una manifestación cultural y festiva que conectó a los asistentes en torno a las raíces andaluzas y la magia de la Navidad. La Plaza de España, convertida en un escenario mágico, se despidió de la velada con el eco de los villancicos resonando en el aire, dejando una huella imborrable en la memoria de todos los presentes.

spot_img
ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -spot_img

LO ÚLTIMO